viernes, 15 de febrero de 2013

SANTA FE QUIERE SER AUTÓNOMA

Francisco Cadioti
  Los santafesinos apoyaron el movimiento revolucionario de 1810 convencidos de que, a partir de entonces, podrían decidir la mejor forma de gobernarse.
  Con este objetivo propusieron que Francisco Candioti, un rico hacendado vecino de Santa Fe, fuera gobernador de la provincia. Ese pedido fue rechazado por la Junta de Gobierno, que designó a otra persona para ocupar ese cargo.
  En Ese momento comenzó un conflicto entre los santafesinos y los sucesivos gobiernos del territorio, porque estos sostenían ideas centralistas y pretendían que todas las decisiones se tomasen desde Buenos Aires. Por el contrario, los santafesinos defendían el derecho a elegir a sus gobernantes y dictar sus propias leyes, es decir que Santa Fe fuera una provincia autónoma.
  En 1815, los santafesinos destituyeron al gobernador designado por los porteños y eligieron en su lugar a Candioti. Para castigar la desobediencia, un ejército porteño ocupó nuestra provincia. Comenzó entonces un largo período durante el cual Santa Fe tuvo que luchar para conseguir la autonomía.
  Pero Santa Fe no estaba sola, porque Entre Ríos, Corrientes y la Banda Oriental también defendían su autonomía. Estas provincias apoyaban las ideas del patriota uruguayo José Gervasio Artigas y formaron la Liga Federal o Liga de los Pueblos Libres, con el propósito de oponerse al centralismo porteño.

UNITARIOS Y FEDERALES
  A los partidarios de un gobierno centralizado se los denominaba unitarios, mientras que a los defensores de las autonomías provinciales se los llamaba federales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada